Elena Batanero | DIME QUÉ EMPRESARIO ERES Y TE DIRÉ QUÉ COPY NECESITAS
16664
post-template-default,single,single-post,postid-16664,single-format-standard,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-11.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive

DIME QUÉ EMPRESARIO ERES Y TE DIRÉ QUÉ COPY NECESITAS

DIME QUÉ EMPRESARIO ERES Y TE DIRÉ QUÉ COPY NECESITAS

Juguemos a que puedo hacer adivinaciones, a que puedo ver lo que te ha estado pasando cuando intentabas una y otra vez escribir los textos de tu web.

Como buena pitonisa, debo guiarte en lo que puedes hacer para solucionar esos problemillas. Así que te diré qué tipo de profesional de la redacción necesitas según el animalito que veas que te representa.

Como la vida sin humor es bastante más aburrida, aquí van mis consejos. No es un horóscopo chino, ni japonés, ni siquiera es un oráculo, pero espero que al menos, sonrías un par de veces.

 

RATÓN: estás en movimiento constante, no te importa trabajar, pero sientes que tu esfuerzo nunca es suficiente o quizás tú eres muy pequeño. Te da miedo adentrarte en el mundo web, ese gran elefante desconocido. Así que tus intentos de trabajar en el mundo digital han sido tímidos, escasos y la verdad, no confías demasiado en que funcionen, aunque a otros animalillos compañeros les va la mar de bien. No entiendes qué pasa y estás algo desanimado.

Necesitas un redactor que sea amigo del elefante web, que le conozca y le salude cada día. Así, ratón, el copy con el machete de las palabras, irá abriendo camino en esa selva en la que te parece adentrarte y a medida que avances, verás al elefante como se va haciendo más pequeño – o a lo mejor eres tú el que creces- quién sabe. Todo es probarlo con más ganas y pensar que tú puedes con todo. Las palabras te abrirán un hueco en la red densa de empresas que tienen web. Porque, aunque eres pequeñito, tus productos o servicios son geniales y todos deben conocerlos.

RINOCERONTE: eres seguro e intrépido, haces lo que crees que está bien, porque está bien y punto. Haces y deshaces sin pensar en tus clientes. ¿Resultados? No te importan. Llegarán, supones. Es cuestión de tiempo.

Enhorabuena rinoceronte, no necesitas un copy, necesitas TRES COPYS. Dos para que te sujeten en la silla y el tercero para que te vaya explicando unas cuantas cosas y que te vayan entrando por tus pequeñas orejas.

Si tienes un buen producto es hora de que lo expliques bien y tu público debe ser lo más importante. Acércate a ellos, conócelos. Recuerda que las palabras son muy importantes. Todo es mejorable, rinoceronte, y tu forma de explicar tu negocio, también.

 

LEÓN: eres el mejor, y lo sabes. Tus productos o servicios no tienen competidor y tus clientes van a venir a ti. Es así de sencillo. Pero los resultados no llegan, y es que claro, tu público debe de ser algo tonto y no se entera.

Necesitas un copy calmado, con visión de lejanía, que sepa explorar en tus clientes y mientras te peina la melenaza esa que tienes, te explique que debes saber expresar a tu público en qué pueden ayudarle tus productos o servicios. Hay que saber qué necesitan y explicarles lo maravillosa que es tu empresa. Cuando encontréis las palabras adecuadas, caerán a tus majestuosos pies. Como debe ser.

 

GACELA: eres ágil, confiado y estás un poco perdido en el bosque web. Tu voluntad es fantástica, pero te has fiado de un lobo que decía llamarse copy y que te vendía lo mejor de lo mejor, cifras, resultados inmediatos sin importar la calidad de tu producto o servicio, ni el diseño web, ni tonterías parecidas. Pagaste su factura, pero no hay resultados. Nada.

Querida gacela, huye de esas personas como si fueran leones hambrientos. Porque tú, eres gacela, y querrán comerte sin duda.  Busca a un buen profesional, alguien con experiencia y formación, que no te maree con cientos de gráficos con números y beneficios sorprendentes. Ah, y sobre todo, la próxima vez fíjate que cuando hable no le salga una nube de humo por la boca, porque, atención ¡esos son sólo vendedores de humo!

 

PERRO: eres hacendoso y disciplinado. Conoces tu negocio y a tu cliente. Has escrito tú todos los textos web. Lo has hecho con cariño aunque no te entusiasmaba. Los resultados mejoraron al principio, pero luego se quedaron estancados. Aúllas sorprendido ¿pero qué pasa que no funciona?

Necesitas un copy que te pregunte, que conozca tu producto casi tan bien como tú. El trabajo que has hecho, querido perro, no es en vano, pero necesitas al redactor web profesional que sepa explicar a tu público esas cositas que –a puro de conocer tan bien tu negocio- has olvidado explicar. Sí, eso que te parece obvio es posible que tus posibles clientes lo desconozcan y que sea el punto clave para que se animen a contactar contigo y finalmente, a comprar o a contratar tus servicios. Ánimo, que los tienes casi a punto.

 

Y TÚ ¿QUÉ ANIMAL ERES?

¿Te has reconocido en alguno de estos animales tan simpáticos? Me encantaría oír tus comentarios y si eres otro animal que no aparece aquí, explícamelo y buscaremos al copy que necesitas. ¡Me encanta ayudar!

No hay comentarios

Escribe un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies