fbpx
MR smile

TE DOY LA BIENVENIDA AL MUNDO DE ESTOS PERSONAJES ESPECIALES:

Mr.& Mrs. Smile

¿Por qué se llaman así y de dónde aparecen? Bueno, como casi todos los personajes literarios, son muy suyos y aparecen porque quieren. Y su nombre es un pequeño homenaje a mi pasado como escritora, a cuando todavía no sabía que lo era. A mi infancia.

Era finales de los años 70 y mi hermana se fue a estudiar a Londres. En aquellos tiempos, las cosas del extranjero eran muy diferentes a lo que teníamos aquí. En una de sus cartas, mi hermana nos envió unas pegatinas de los dibujos de moda: Mr. Nosey, un simple señor con nariz. A mi me hizo tanta ilusión que con un montón de hojas hice mi primera libreta y puse la pegatina de portada. Había creado mi cuaderno de escritora.

MR. & MRS. SMILE OS CONTARÁN EL MUNDO A TRAVÉS DE SUS MIRADAS. A VECES DIVERTIDAS, OTRAS ÁCIDAS Y A RATOS TRISTES.

Ahora os presento a Mr. & Mrs. Smile, que no serán tan sencillos como los dibujos, pero narrarán el mundo desde su peculiar forma de verlo. Ya les iréis conociendo. Espero que los améis o los odiéis, pero que no os sean indiferentes.


Una carta privada.

Querida Mrs. Smile,

Me parece de lo más inoportuno e inapropiado. Espero que solo sea un rumor. Me ha llegado a los oídos que vamos a ser analizados. Sí, espiados, escuchados. Qué vergüenza. Pero no creo que llegue a ocurrir.

¿A quién en su sano juicio puede importarle nuestra vida? Como mucho, la gente puede mirar al vecino de casa, o al que se encuentra en el asiento de enfrente del autobús por puro aburrimiento, por dejar caer los ojos en algún sitio. Nos ha pasado a todos, supongo, pero es mero trámite, como una hoja de árbol que se arrastra por el suelo en otoño. No lo puede evitar.

Sí, es verdad que comparamos nuestros coches e incluso -eso no lo comentamos con nadie- a nuestras mujeres. Tranquila, no entras en esta categoría, digo la de las comparaciones. Nada se puede comparar contigo. Pero la vida ¿cómo va a interesarnos lo que hagan personas desconocidas, que están incluso a miles de kilómetros. ¿Cómo sabemos si su vida es cierta, si lo que dicen ocurre? Así que es absurdo. Nada va a cambiar lo que tú y yo hagamos o incluso pensemos ¿verdad? Porque todavía no es posible leer el pensamiento ¿o sí?

A veces me entra un desasosiego extraño cuando hablo contigo o te escribo. Me hago preguntas que nunca hubieran pasado por mi mente, o quizás lo que me molesta es que esas dudas sí que estaban y solo cuando te las cuento siento que les abro la puerta. Aún recuerdo cómo odiábamos a la sociedad cotilla de hace décadas, aquel abominable mundo del “qué dirán”. Pero ahora, querida, creo que es peor. Ahora esa sociedad parece que ha cambiado, evolucionado. Aparentemente. Por eso es más difícil luchar contra algo que no existe.

¿Te imaginas que alguien leyera esto? Qué estupidez ¿verdad? Sé que no ocurrirá, pero ahora mismo siento un escalofrío en la espalda, como cuando uno nota la presencia de un fantasma, mirando por encima de nuestro hombro. Como si leyera el periódico que nosotros sostenemos en la mano. Pero aquí no hay nadie, querida. Qué extrañas son estas sensaciones. Ya te iré contando.

 Te quiere, Mr. Smile.



Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Ir arriba
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad